Cada vez son más las personas que deciden cuidarse realizando una mayor actividad física, mejorando su alimentación e incluso acudiendo a quiromasajistas. Por eso, te queremos contar todo lo que necesitas saber sobre el quiromasaje.

Qué es el quiromasaje

Antes de nada, tienes que conocer qué es el quiromasaje para comprender por qué es una de las actividades más solicitadas para el tratamiento de problemas musculares y físicas.

El quiromasaje es un conjunto de técnicas que utiliza las manos para tratar a las personas que sufren diferentes dolores. Actualmente, es una de las técnicas de masaje más practicada y esto es porque además de notar una mejoría de forma más o menos rápida, también proporciona un alto nivel de relajación.

El quiromasaje es un compendio de diferentes tipos de masajes al que se añadieron una serie de técnicas novedosas que lo hacen único. Se basa en la acción mecánica de las manos sobre la piel con unos movimientos que al realizarse con un ritmo y una velocidad determinada consiguen un efecto inmediato sobre la piel, el sistema nervioso, el sistema circulatorio y el sistema músculo-esquelético.

Los beneficios del quiromasaje para la salud

El quiromasaje presenta grandes beneficios que podrás sentir de forma casi instantánea. Tras la primera sesión, ya sentirás un gran bienestar en el organismo y, además, conseguirás los siguientes beneficios para tu cuerpo:

  • Aumenta de manera moderada la temperatura de tu piel
  • Estimula la circulación sanguínea y aumenta el movimiento periférico
  • Activa la circulación linfática
  • Oxigena la sangre
  • Relaja el sistema nervioso central
  • Puede estimular o relajar los músculos y tendones dependiendo de la técnica empleada
  • Favorece la producción de enzimas
  • Relaja tu sistema nervioso central
  • Equilibra el estado anímico
  • Favorece el sueño y ayuda a reducir el estrés
  • Libera energía positiva y genera un sentimiento de bienestar

Dados todos estos beneficios, esta técnica de masajes está especialmente indicada para personas que se encuentren en alguna de estas situaciones:

  • Recuperación de lesiones y dolores musculares
  • Tratamiento de tendones y ligamentos
  • Mejorar el funcionamiento de las articulaciones
  • Determinados trastornos nerviosos
  • Afecciones circulatorias
  • Traumatismos
  • Celulitis
  • Postparto
  • Cicatrices
  • Para prevenir lesiones o antes y después de la actividad deportiva
  • Personas que necesitan mejorar su salud

Dónde y cómo puedes trabajar de quiromasajista

Para trabajar de quiromasajista, lo más importante es que tengas la formación y titulación necesaria para realizar los masajes de una forma correcta, domines todos los elementos esenciales y sepas generar el ambiente propicio.

En EQM, Primera Escuela de Quiromasaje de Madrid, disponemos de una amplia oferta formativa, donde encontrarás cursos, seminarios y talleres impartidos por profesionales en activo del sector.

Una vez que finalices tu formación y ya hayas logrado tu título, podrás ejercer como quiromasajista profesional abriendo tu propio centro, prestando tus servicios a domicilio o en diferentes centros de estética, hoteles, gimnasios, spas y centros de masaje.

Fórmate como quiromasajista en EQM

Si quieres trabajar como quiromasajista y te interesan los cursos de quiromasaje de EQM, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y te informaremos de todo lo que necesitas saber sobre el quiromasaje sin compromiso. Llámanos al 91 561 31 31 o rellena el siguiente formulario. ¡Estaremos encantados de atenderte!

    ¿Sobre qué formación solicitas información?

    QuiromasajeReflexologíaMasaje DeportivoOsteopatíaDrenaje Linfático ManualSeminariosTalleresOtros

    * Campos obligatorios

    Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

    Publicar comentario